fondo-mensaje.png

1 minuto de lectura ( 187 palabras)

¡POR FIN, ACTUACIÓN!

¡POR FIN, ACTUACIÓN!

¡¡¡Por fin volví a subir al escenario!!! Ya eran muchos días sin actuar y mi cuerpo y mi mente lo demandaban. Por fin volví a sentir las risas, las carcajadas, los aplausos.... Son bonitos los aplausos, sí; son el reconocimiento, el pago a tu trabajo; y resulta muy satisfactorio escucharlos; pero mucho más bonito, mucho más gratificante aún es escuchar las carcajadas de la gente. Eso para mí es incomparable. El conseguir hacer felices a los demás por un momento; el conseguir que gente, que seguro tendrán problemas, se olviden momentáneamente de ellos y se rían a pata suelta; mirar hacia el público y ver a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y ver como estallan en carcajadas cada dos por tres.... no tiene precio. Es difícil expresar la sensación tan placentera que experimento al levantar una carcajada multitudinaria. No voy a recurrir al tópico tonto de siempre, para compararlo, porque no tienen comparación, pero es tanto como eso... o más. Gracias a la gente de Santo Domingo Caudilla, de Nombela, de Parrillas y de Montearagón por hacerme sentir tan bien conmigo mismo.

2
LOS "RINGURRANGOS OLÍMPICOS"
LA ZAPATILLA Y EL HUEVO FRITO
 

Escribir y ver comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 05 Agosto 2020

Imagen Captcha

Menus Offcanvas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.